A pesar del auge de las redes sociales como los principales y más rápidos medios de mensajería, el e-mail sigue siendo el método de comunicación online preferido para la relación entre empresas y clientes.

 

El correo electrónico es un servicio imprescindible para las empresas y pequeños emprendedores, sobre todo cuando se quiere dar una buena impresión a los clientes a través del mismo. Por eso, hoy nos centraremos en enseñarte cómo crear un correo electrónico como todo un profesional. ¡Empecemos!

Importancia de un e-mail profesional

La imagen es uno de los factores clave hacia el éxito de un proyecto. Si trabajas de forma independiente o como empresa y no cuidas tu imagen de marca, la competencia se situará fácilmente por delante de ti.

La creación de un correo electrónico con el dominio de tu empresa y sin la extensión de Gmail o Hotmail, es un paso importante para conseguir una buena imagen de marca. Utilizar este servicio de la una forma corporativa te brindará muchos más beneficios de los que puedas imaginar:

Mejora de la imagen corporativa Ya seas un trabajador freelance o una empresa constituida, la imagen hay que cuidarla. Uno de los enlaces más directos con tus clientes es tu correo electrónico. Por eso, no es recomendable utilizar direcciones que puedan causar confusión o una mala impresión a tus clientes.

Separar tu correo personal del profesional. Contar con un correo electrónico profesional aparte del personal te ayudará a separar tu vida privada del trabajo. De esta forma, ahorrarás tiempo y energía, sin tener que gastar horas organizando y limpiando tu bandeja de entrada.

Los clientes recordarán mejor tu contacto. Es mucho más sencillo recordar un correo electrónico profesional o corporativo, que uno personal. Ayudar al cliente a memorizar cada una de tus formas de contacto te ayudará a que no elija otro servicio antes que a ti.

Ahora bien, ¿cómo crear un correo electrónico profesional?

Lo fundamental es que tu dirección de correo electrónico sea intuitiva, fácil de recordar y que suene bien. Por esto, debes tener presente algunos aspectos:

No utilices nombres de usuarios informales que incluyan números o símbolos como barras bajas. Esto puede ser difícil de recordar e incluso causar confusiones. Por ejemplo, mejor [email protected], que [email protected]

Evita los apodos o nombres ficticios. En el mundo de los negocios, es poco profesional utilizar direcciones electrónicas que contengan nombres inventados o que nada tengan que ver con tu cometido.

Prioriza los usuarios compuestos por el nombre de la empresa, o por tu nombre y apellido, junto a tus servicios. Por ejemplo, [email protected]

Ya sabes cómo crear un correo electrónico profesional. Pon estos consejos y recomendaciones en práctica para dar un paso más en la reputación e imagen de tu empresa.